Chuletón al carbón natural

Ingredientes: 

  • 1,5 kg de Chuletón de Vaca o Buey
  • 10 grs de Sal fina
  • 10 grs de sal en escamas

Elaboración: 

Un cocinado correcto comienza cerca de una hora antes de que la carne toque el fuego. Colocamos nuestra chuleta cerca de un lugar cálido de nuestra cocina, tapada con un paño limpio. A unos 24º C iremos viendo como la carne comienza a perder la rigidez en unos 20 minutos y seguirá adquiriendo una textura jugosa.

Necesitamos una buena cantidad de carbón sabiendo que cuando cocinemos nuestra chuleta, la grasa desprendida “ahogará” el carbón bajando la temperatura. La alternativa es una buena sartén de hierro fundido y si puede ser con estrías mejor.

Tenemos el fuego y mientras se ha ido preparando hemos acercado un poco más al calor nuestra chuleta ya destapada. Tenemos que subir un poco más su temperatura exterior e interior para terminar de prepararla. Cuando la toquemos debemos sentir que ha perdido toda la firmeza, que prácticamente podríamos comerla tal cual está.

Hay dos tendencias, sal antes o después. El antes incluye también si colocamos la sal sobre la cara cruda aunque ya esté en la parrilla. Encontraréis argumentos poderosos a favor y en contra así que sinceramente creo que influyen mucho más factores como la propia carne, la maduración, el atemperado o el propio proceso de cocinado. Elegid vuestro propio camino.

Llega el momento de poner nuestra carne al carbón de las brasas:

  • Sellamos nuestra carne durante 2 minutos por cada cara. Durante este sellado puede caer grasa que incendie el fuego por lo que tendremos que estar atentos para moverla y alejarla del humo.
  • Una vez sellada nuestra chuleta es el momento de subir la parrilla alejándola de la brasa para terminar de darle el punto a la carne.
  • Si el atemperado ha sido el correcto en dos minutos más tendremos la carne lista para comer, al punto menos, caliente, suave y llena de sabor.
  • Dejamos reposar un minuto también en zona cálida cerca del fuego para evitar la pérdida de jugos al trincharla.
  • Cortamos en filetes finos, añadimos un poco más de sal en escamas y listo… Más fácil imposible.

 

Nota: Si no hay carbón, calentamos bien una sartén estriada de hierro fundido, frotamos la carne con parte de su propia grasa y la ponemos a cocinar. Dos minutos por cada lado primero a fuego vivo y después bajamos la temperatura o terminamos la carne en el horno a 200º C. En 4 minutos estará a punto.

 

 

Últimas recetas